Entradas populares

sábado, 14 de noviembre de 2009

valores personales

En un mundo que nos presiona para catalogar el éxito en función a la acumulación de bienes materiales y apariencia física, la jerarquía casi no deja lugar a lo que realmente tiene importancia como los valores humanos ,morales y los personales. La presión se manifiesta cuando la sociedad separa las personas según los requisitos materiales ,físicos o intelectuales , los que van a la cabeza obviamente son los que tienen los tres , o más de uno ;considerar retomar los valores parece utópico sin embargo todo esfuerzo por revertir esta patrón social empieza por uno mismo.
Los valores personales son aquellos que cada persona considera imprescindibles y sobre los cuales construye su vida y sus relaciones con los demás. Normalmente suelen ser una combinación de valores familiares y socio-culturales, además de los que cada uno va aportándose a sí mismo según sus vivencias personales, su encuentro con otras personas, culturas...
En la pagina “ Quito “ en el tema código de ética aparece un interesante esfuerzo de mencionar factores puntuales de tres valores personales , donde cada uno de nosotros puede verificar su cumplimiento , a continuación el esquema:
1)Honestidad: Digo la verdad. No me aprovecho de los demás, ni de los bienes ni recursos ajenos.
Trato a todos con justicia, equidad y con apego a la ley. Soy auténtico, me presento como soy, sin atentar contra los derechos de los demás. Soy coherente entre lo que digo y lo que hago.
2)Bondad: Establezco y mantengo relaciones armónicas con los demás. Soy conciliador y mediador en situaciones difíciles o conflictivas. Sirvo y colaboro con todos en cualquier momento y lugar.
No soy rencoroso: sé perdonar los agravios u ofensas y evito causarlos. Soy solidario y reafirmo permanentemente mi compromiso y responsabilidad social.
3)Perseverancia: Busco sistemáticamente el logro de mis metas y objetivos. Cumplo con mis compromisos y responsabilidades, a pesar de las dificultades. No me desmotivo ante las dificultades. Busco alternativas de solución ante los problemas y circunstancias difíciles. Me esfuerzo por no dejar trabajos pendientes.
4)Si agregamos la humildad consideraría como factores puntuales los siguientes: No hago alarde de lo que tengo o lo que sé. Prefiero que otros estimen mis contribuciones .Si alguien dice ser mejor que yo lo acepto no trato de enfurecerme. No aparento ser humilde .
5)Tolerancia : Ante las dificultades o limitaciones de los demás trato de ser comprensivo. Tengo paciencia y no me enojo si las cosas no salen como lo he planeado.
Argandoña Antonio establece que los valores se predican de las personas y de las colectividades, pero de diferente manera.

Ahora bien, si una persona es tolerante, y otra también lo es, y una tercera, y otra, ¿podemos concluir que la sociedad formada por todas ellas será tolerante? Sí, pero sólo como condición de posibilidad. Para hablar de un valor social pedimos algo más, porque la sociedad no es un mero agregado de personas, sino que tiene una entidad propia: unos fines propios, no necesariamente coincidentes con los de sus miembros, una organización, reglas, normas, instituciones, costumbres, etc. (aunque esta afirmación no la aceptarán algunos individualistas).

Por ello, la tolerancia será un valor social no sólo porque la mayoría de los individuos sean, cada uno por separado, tolerantes, sino en la medida en que comprometa las actuaciones de las personas, no sólo individual, sino también socialmente, como colectividad, es decir, incluyendo sus instituciones, leyes, costumbres y conductas. Son las personas las que deciden actuar de acuerdo con ciertos valores, pero el acuerdo (habitualmente implícito) de todas las que forman una sociedad (o de una gran parte de ellas) de vivir de acuerdo con esos valores los convierte en valores colectivos o sociales.

De este modo, la dimensión social de los valores añade a la dimensión personal un entorno (instituciones, leyes, incentivos, costumbres, premios y castigos, motivaciones, etc.) que trata de conseguir, como mínimo, que las conductas no sean contrarias al valor y, como ideal, que las personas se adhieran al valor, aprendan a ponerlo en práctica y vivan de acuerdo con el mismo, lo que, a su vez, reafirmará el papel de aquellas instituciones y normas. Por su parte, la dimensión personal de los valores el convencimiento con que cada persona los vive, más o menos independientemente de su entorno; las razones por las que se solidariza con ellos, etc.añade, sobre todo, firmeza a la práctica promovida por la comunidad. Pero no sólo eso, porque Los valores personales no tienen por qué coincidir con los sociales.
Y, de hecho, a menudo no coinciden. Y las relaciones entre ambos tipos de valores son complejas: coherentes o discrepantes, más o menos coherentes o discrepantes, con todos los matices. Ambos tipos de valores coexisten (lo que no crea problemas cuando son coherentes, pero sí cuando son discrepantes), se interrelacionan y se influyen mutuamente. Y como los hombres y mujeres formamos parte de numerosos grupos, de numerosas comunidades, con diversos grados de permanencia y compromiso, esas relaciones de coherencia y discrepancia se multiplican, y aquellas interrelaciones e influencias pueden presentar trayectorias dinámicas muy complejas.

De lo anterior podemos deducir también que es muy probable que la gama de valores de una persona presente contradicciones, y más aún la de una sociedad
Esto puede ocurrir porque ha elegido o aceptado valores contradictorios. 0 porque los está cambiando, y algunos de los nuevos valores no se compaginan con algunos de los antiguos. Pero vivir instalado en la incoherencia no es fácil ni, a la larga, compatible con la estabilidad psíquica, emocional y moral de la persona, debido a la existencia de procesos de aprendizaje individual y social y a la consiguiente adaptación de las conductas.
Mejorar continuamente como persona debe ser más importante que prosperar económicamente ,cuidar nuestra apariencia o llegar a tener un título de doctor , y porque esto casi es una utopía es que la humanidad se enfrenta a un peor crisis que la económica : la interpersonal.

12 comentarios:

Celia dijo...

Es muy importante que desde pequeños se nos enseñe los valores, para nuestro beneficio, en los últimos tiempos la mayoría de valores se están perdiendo ya que nuestra sociedad convulsiona cada día mas y mas,ya sea por la irresponsabilidad paterna o por la delincuencia que cada día aumenta, las presiones de todo tipo hacen que la forma de actuar de las personas cambie,pero cada día podemos ser mejor en nuestro trato con los demas y el tratar con nosotros mismos.que nunca se nos olvide de donde venimos es muy importante vale mucho lo que somos, pero vale mas lo que fuimos.

Noemi dijo...

Imagínese tener tambien que enfrentar entre otras crisis una "crisis interpersonal", que extremo!!sólo que es de esas que pasa desapercibida, sobre todo en esta sociedad y que es mas bien como una enfermedad avanzada,no sé,como el cáncer que si la persona no lo detecta a tiempo se muere y todo por descuido(sólo que en este caso sería una muerte psiquica, moral y emocional)...lo que pienso yo es que ante la indiferencia hacia los valores los que prácticamente van estar aún más reventados que nosotros en el mundo es toda esa gente que todavia no ha nacido... El cambio es pues,personal, pero para los que si le damos importancia a los "valores personales" que a su vez estaríamos(como quien dice)más comprometidos, por ser conscientes de que esto se ha ido convirtiendo en una crisis cada vez peor y para la cual hay que empezar a hacer algo y en este caso;los que todavía no hemos tenido hijos y(si es que hay chance de casarse)pues, hay que transmitirles todos esos valores que siempre hemos tenido y otros que logremos rescatar de la crisis, porque,pensandolo mejor es que los valores están casi en peligro de "extinción" jeje.Lo que entre otras cosas va estar duro es hacer conciencia de esto a otra gente, porque aunque como dice usted, ciertas organizaciones si tienen valores ,pero, y con eso de las discrepancias, creo que lo ideal seria que éstas empezaran a reforzar lo que tienen tomando siempre lo positivo de las cosas.Creo que la organización social que más tiene compromiso de fomentar estos valores es, LA FAMILIA, porque no es lo mismo aprender algo desde chiquititos que adoptalo cuando estamos más grandes, es más difícil...ojalá y los valores fueran un virus facilito se transmitirian y el mundo fuera mejor, la calidad de vida para cada ser humano fuera mejor, creo que hasta viviríamos más años, pero hoy en día lo que se multiplica cada vez mas es la maldad atribuida a la carencia de los mismos valores morales personales...

alex dijo...

muy interesante su articulo lic.ardon porque ahora los valores personales como que se van perdiendo y es importantisimo por lo menos recordar q existen es muy importante y oportuno q ud. haya escrito sobre los valores personales.... seria bueno hiciera un articulo sobre la crisis politica actual y de algunos consejos de como salir adelante con tanta presion y con tanta violencia debido a este problema...

alex dijo...

es muy interesante su articulo lic. ardon,ya que en este tiempo como que los valores se han ido perdiendo,me gustaria publicara un articulo sobre la crisis politica actual y algunos consejos como salir adelante con tanta presion de los grupos de movilizacion y tanta violencia

Saraí Pohlenz dijo...

Enfrentar una crisis interpersonal. Es interesante que cuando se menciona de crisis politica todo el mundo tiembla y entra en estado de ansiedad, pero nadie parece inmutarse ante el hecho de estar en una crisis interpersonal, de hecho podriamos decir que una buena parte de la poblacion ni se ha percatado de esto. Es importante que aprendamos a desarrollarnos personalmente, no solo en lo econnomico, fisico e intelectual. Aprender estos valores y aplicarlos, haria de Honduras unn mejor pais, sin embargo el cambio empieza en uno mismo.

Tania Castro dijo...

Lo que nos hace ser personas seguras, y conformes con nosotros mismos son los valores que hemos fomentado en nuestras vidas. Pero generalmente nos dejamos llevar por impulsos externos. Se nos hace facil alardear y no nos damos cuenta que debemos estar mas conectados con la realidad ya que el valor mas grande es aceptar nuestras fallas y tratar cada dia de ser mejores personas.

Neyra dijo...

En estos tiempos, las personas hemos perdido una gran parte de nuestros valores, nos hemos vuelto imitadores para lograr encajar, y a veces por esta razón terminamos haciendo lo incorrecto. Pongamos en practica todos los valores que desde pequeños nos han inculcado en nuestros hogares, el cambio empieza en uno mismo...

jandy euceda dijo...

tiene razon lic. en este mundo muchas veces solo vemos algo como logro si es material´´ y nos olvidamos la importancia de los valores a nuestra vida por eso hoy en dia vemos tanto egoismo y personas totalmente desinteresadas por los demas debemos aprender a ser honestos y leales en todos nuestros actos.

lucy lopez dijo...

todos somos capaces de demostrar que tenemos valores que podemos inculcar generacion tras generacion ¿porque estan dificil para ciertas personas adoptar estos valores en su vida diaria? es tan sencillo.. todo esta en nosotros en querer cambiar la manera de pensar de la sociedad. todos estos valores son intrinsecos, propios, no hay necesidad de buscarlo en teoria si lo podemos llevar a la practica.. me caracterizo mucho con el ser bondadoso. empecemos a inculcar valores no importa si es a una persona desconocidad usted estara dando su aporte.

sarahi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sarahi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sarahi dijo...

Me encanto el articulo, lastima que es una gran realidad, el mundo nos consume; debemos de aplicar bien los esquemas y poder llegar a ser auténticos.
no perder nuestros valores que son muy importantes que nos los enseñan desde pequeños y nos toca ahora traspasarlos.
hay que vivir bien este mundo y ser perseverantes, no perdernos en el camino con ponernos obstáculos nosotros mismos. para llegar a ser alguien y sentirnos orgullosos
porque "todos podemos hacer el cambio"