Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Cultivar el hábito de la pausa

Para la sociedad globalizada es importante la rapidez ante todo , nos abruma pidiendo de nosotros el máximo esfuerzo y productividad lo cual es aceptable siempre y cuando no vaya en detrimento de nuestra salud física y mental . Sabemos que la percepción del tiempo es algo subjetivo y que ya no nos debe sorprender por qué cada año sentimos que pasó más rápido que el anterior! la respuesta es sencilla , se debe a que estamos atrapados en la vorágine de la alta velocidad .Como consecuencia de esta situación hemos perdido la habilidad de interesarnos en los pequeños detalles de la vida que por cierto son los que en la mayoría de las veces nos aportan momentos de felicidad . Tratemos que en este nuevo año volvamos a tomar pausa a pesar del estrés y las altas responsabilidades . Pausa para descansar , para platicar con nuestros hijos, familiares y amigos , para ver la naturaleza y contribuir a su recuperación , hacer el bien, ser solidario pero sobre todo hacer pausa para evaluar día …

Entre la euforia y la tristeza

Diciembre y Enero son dos meses muy particulares, forman parte de la transición de un año a otro pero sobre todo la sociedad nos hace caer en la dualidad euforia -tristeza , una emoción para cada mes . Es obvio que la euforia para los asalariados es en Diciembre al recibir dinero extra y bajo los esquemas del consumismo despiadado hay que gastarlo con la misma rapidez con que nos lo entregan con la ya clásica costumbre de dar regalos o autoregalarse , además de celebrar una época que hace mucho perdió el significado religioso. Gastar de manera frenética aun con los fondos que no se poseen debido a que nos moldean en el esquema de la apariencia , es una costumbre arraigada en la sociedad occidental. Practicamente el dinero sólo lo prestan para que sea pasado a otras manos además de capturar candidatos a endeudarse con las tarjetas de crédito u otro tipo de estrategias nada saludables. Apenas la Navidad son 15 días pero desde octubre nos empiezan a bombardear con necesidades que no lo s…