Control de la impulsividad



Lo más importante en la convivencia familiar y social es la capacidad del ser humano de controlar la impulsividad ,ese actuar sin razonar o por situaciones de presión que lleva a tantos conflictos entre los miembros de una sociedad. Esta capacidad de controlarse nace y se fortalece en la niñez , difícilmente podremos cambiar a un adulto que desde niño no tuvo esa formación. Muñoz , S.(2003) dice que a pesar de que la impulsividad tiende a considerarse como una característica negativa, puede desempeñar un importante papel en el comportamiento normal de las personas, puesto que la impulsividad moderada puede ser evaluada como un rasgo socialmente beneficioso y admirado (decisión, rapidez en las respuestas…). La intensidad de la impulsividad es la que la convierte en patológica o disfuncional (con predisposición a reacciones rápidas, no planeadas, ante estímulos internos o externos, sin considerar las consecuencias negativas de esas acciones).
La impulsividad se convierte en patológica en individuos que frente a una determinada situación, no pueden demorar el momento de satisfacer una necesidad; así, según explica el doctor Gabriel Rubio, co-autor del libro y Jefe de los servicios de Salud Mental del distrito de Retiro en Madrid, “esa persona no puede demorar su necesidad, por ejemplo, de beber y es entonces cuando se da atracones a beber y entonces aparece el alcoholismo, o bien no puede demorar una relación sexual y aparece la adicción al sexo. Puede ocurrir, igualmente, que sienta una cierta incapacidad ante situaciones como estar con más gente y se siente irritado, molesto y reacciona con agresividad e incluso con violencia: en definitiva, el sujeto es incapaz de inhibir una respuesta que en condiciones normales debería poder ser inhibida”.
Las conductas impulsivas incluyen tres dimensiones distintas:
1)Incapacidad para utilizar la información disponible para pensar en las consecuencias de los actos.
2)Incapacidad para posponer una recompensa inmediata pero pequeña en pro de una recompensa mayor aunque más tardía.
3)Un déficit en suprimir una respuesta motora prepotente.(golpear a alguien para humillarla)
Los niños nacen con cierto nivel de habilidad en el control de sus impulsos. El control de impulsos es un rasgo de temperamento, ¡tal vez es un talento! Aún los niños con deficiencias en el control de impulsos pueden mejorar sus habilidades con la crianza apropiada.
El castigar las conductas problemáticas no ayuda mucho a los niños “a riesgo” a desarrollar control de sus impulsos. La conducta impulsiva de los niños “a riesgo” provoca conductas (o prácticas) disciplinarias basadas en el castigo. ¡Este estilo de crianza resulta en un empeoramiento de la conducta del niño.
El libro “El Autocontrol Emocional”(Extremera y Fernández) nos presenta unas pautas generales para una regulación emocional sana que se pueden aplicar a diversas situaciones y así evitar momento de descontrol propio.
1) Analiza la situación y lo que provoca emocionalmente: el siguiente paso es observar y “saber escuchar” los estados de ánimo con exactitud. Consiste en analizar la situación y las emociones que provocan.
2) Identifica qué puedes regular para evitar impulsos descontrolados: el paso a seguir es identificar y discriminar aquellos estados emocionales negativos o positivos que requieren regulación.
3) Crea tu propia lista de cosas que te hacen sentir relajado, feliz o animado: enumera una lista de acciones que alivien tu estado de ánimo. Por supuesto, éstas variarán en función de si lo que queremos es levantar nuestro ánimo.
4) Elige sabiamente qué hacer y cómo: elige aquella táctica que creas que mejor resultado dará en la situación en la que te encuentres. Es conveniente no dejarse llevar por los beneficios rápidos y a corto plazo y pensar mejor en las ventajas a largo plazo. No obstante, cualquier estrategia que utilicemos debe cumplir unas condiciones elementales como son el respeto de nuestros derechos y de los demás, que no implique daño a otras personas y, en muchos casos, que sean social y culturalmente aceptadas.
5) Evalúa si los objetivos propuestos se han cumplido: por último, evaluar la efectividad de la estrategia emocional utilizada. Muchas personas reaccionan descontroladamente a sus experiencias cotidianas y luego se lamentan de su actuación. Esta reflexión facilita el funcionamiento personal y social.
Es evidente que con el marcado divisionismo que estamos experimentando ,hay discusiones y conflictos por todas partes ,unos más graves que otros pero siempre peligrosos .Para tratar de desaparecer la polarización patológica en la que hemos caído puede servir de mucho controlar nuestra impulsividad ,saber escuchar a los demás y respetar sus puntos de vista aun cuando no sean compatibles con los nuestros ,la impulsividad no es buena aliada de la convivencia social que todos necesitamos en estos momentos.


Comentarios

Ana Maria Fuentes ha dicho que…
la impulsividad es una falta de autocontrol ya que si no somos capaces de controlar nuestras reacciones no somos capaces de controlar el ambiente que nos rodea, causamos problemas y hace de cada interaccion un posible conflicto.
Celia ha dicho que…
Es interesante observar en que momento de la vida de un ser humano se puede en pesar a controlar los impulsos, y como estos impulsos nos puedan llevar a desencadenar situaciones en nuestra vida y nuestro cuerpo que no podamos controlar,es muy importante los pasos a seguir para controlar dichos impulsos, ya que por los eventos en nuestro país las personas tienden a tener poco control de si misma.
Noemi ha dicho que…
Tambien,pienso que tener un control de la impulsividad ayuda en gran manera a encontrar LA PAZ INTERIOR y a Renovar el espiritu para sentirnos bien con nosotros mismos Y asi tratar de una manera mas amable y empatica a las personas con las que convivimos, ademas de que la Paz puede ser transmitible y tener una influencia increiblemente positiva... Y como dice en el articulo, ese autocontrol puede ser un talento o mas bien una "Virtud" de la que Dios doto a algunos, pero que, si no la poseemos debemos esforzarnos para lograrla Y ACEPTAR QUE VERDADERAMENTE LA NECESITAMOS HOY MAS QUE NUNCA...!!!
Tania ha dicho que…
La impulsividad; nos lleva a la falta de dominio propio. Que es un factor tan importante para vivir en armonía con la sociedad, vivir una vida tranquila y actuando con sabiduría.
Cuando se da entrada a este mal de actuar irracionalmente sin pensar en las consecuencias de nuestros actos que nos lleva a un estilo de vida hostil siendo insensatos he inmaduros..... La falta de respeto se ve de la mano con la impulsivilidad nos hace pensar solo en nosotros mismos llevando una vida lleno de odio y soberbia. No podemos formar relaciones sanas donde no hay amor y respeto, tenemos que aprender día a día a hacer feliz a los demás cosechando respeto y amor.. Para poder recibir lo mismo.
Llevar una vida con buenos propósitos es nuestra salida.
Isbela Melissa ha dicho que…
Si es necesario que aprendamos a controlar nuestros impulsos.
Y es muy necesario empezar a tomar en cuenta los pasos para poder controlarnos,y este seria el mejor momento para hacerlo.
Patricio ha dicho que…
Estoy muy de acuerdo con toda la teoría y filosofía que aquí se desarrolla. Pero no creo que exista ninguna persona en el mundo que no haya tenido al menos una vez en su vida un momento de impulsividad. Creo que es parte de todos los seres humanos y, aunque las recomendaciones son buenas, a cualquiera le puede ocurrir. La pregunta es con que frecuencia y/o intensidad puede ocurrir. Pienso que puede ser hasta normal tener una salida de madre en algún momento, pero si esto se hace habitual estamos frente a un problema. El control absoluto sobre uno mismo no existe.
Francinet ha dicho que…
Pienso que todo debe tener un equilibrio,todos podemos actuar en base a un impulso, pero nuestros impulsos pueden ser dañinos en la medida en que nos conducen a una compulsion y que afectan nuestras relaciones con los demas. Es necesario que razonemos y que seamos discretos en nuestro actuar, sin embargo, a veces el hecho de razonar tanto nuestras acciones nos puede quitar espontaneidad.Todo debe tener un balance.
Ana Iglesias ha dicho que…
muy excelente el tema... ya que la impulsividad es muy común en los hondureños y Es comprensible que como jóvenes no logramos a un 100% controlar nuestros sentimientos y emociones. pero hay que elevar nuestro autocontrol para no caer en la impulsividad negativa.
Rolando Mendoza ha dicho que…
Es interesante los efectos que puede tener la impulsividad en el ser humano y no solo como un efecto negativo si no como algo positivo más cabe señalar que la situación social seria mucho mejor si fuéramos una sociedad con más control de si mismos las cosas serian mucho más diferentes.
karla molina ha dicho que…
Es importante saber que hay dos tipos de impulsividad positiva y negativa;ya que con la positiva reaccionamos inmediato y aprovechamos las oportunidades que se noa presenta. con la impulsividad negativa nuestro sentido comun esta desconectado y cometemos muchos errores, tenemos ser mucho mas cuidadosos ya que tendemos a arrepentirnos por los actos que hacemos y muchas veces no hay vuelta atras solo hacernos responsable.
karla molina ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
willian chavez ha dicho que…
es muy impactante lo que la impulsividad nos lleva hacer con nuestras acciones no solo dañando las personas de nuestro entorno sino también a nosotros mismos yno es de esperar con todo lo que sucede en nuestro maravilloso pero corrupto país las personas tienden a mostrarse así.
Unknown ha dicho que…
La impulsividad cuando es violenta es signo de que el individuo es un COBARDE y PERDEDOR por no SABER controlarse, se deja vencer por sus EMOCIONES NEGATIVAS.El ser humano tenemos suficiente capacidad para en una milesima de segundo analizar la situacion y gracais a este analisis se logra bloquear una mala actitud.Pero si se es ciego cerebral , estamos perdidos y derrotados por la simple IMPULSIVIDAD.
Elizabeth Cristina
Lillian Martinez ha dicho que…
Me parecen muy interesantes las pautas que podemos aplicar para controlar nuestros impulsos, ya que en cualquier momento todos podemos perder ese control.
Pienso que deberia de recomendar este articulo en especifico, ya sea a sus estudiantes o conocidos porque muchos conflictos se dan por la perdida de control de la impulsividad.
Nury Bustillo ha dicho que…
Es interesante ver los consejos para aprender a controlarse uno mismo y sobre todo ESCUCHAR a los demás aunque estén en desacuerdo con nosotros, para así evitar el impulso de gritar o alzar la vos por el simple hecho que no compartimos el mismo pensar me gusto la entrada excelente!!
Ruben Blasco ha dicho que…
Muy interesante, me ha gustado mucho
rubenblasconavarro ha dicho que…
Poca verguenza de publicar eso
Lorena Jackeline Lopez Alas ha dicho que…
Atravez de este articulo me di cuenta que hay una impulsividad positiva y otra negativa, con respecto a la negativa pienso que solo lleva al ser humano a tomar decisiones equivocadas y a cometer errores que pueden repercutir en la vida familiar profecional y social
-Lorena J.Lopez Alas
Valeria Moreno ha dicho que…
¿se podrá eliminar un vicio que se originó en la adolescencia? hablando de la impulsividad, creo que el alcohol entra en esta categoria... Otro detalle que me llamó la atención es cuando habla de escuchar, en nuestra sociedad son muy pocos quienes realmente escuchan para entender, porque la mayoria de las personas solo escuchan para responder...
Excelente artículo.

Entradas populares de este blog

Mente Egoica

Aparentar